Requisitos que debes tener para gestionar en México

Siempre es importante conocer la cultura de un país antes de visitarlo o incluso residenciarte en él. En especial si lo que tienes previsto en tu alojamiento permanente es realizar gestiones que tengan que ver con negocios o desenvolvimiento comercial y económico en sí. Y para ello es indispensable que conozcas todas las reglas impuestas que proporciona el Estado, es por ello que antes de adentrarte en una nación totalmente desconocida, hay que realizar un estudio de ella.

Requisitos que debes tener para gestionar en México

Unas de las primeras cosas con las que debes sentirte muy afín si tú idea es hacer algún tipo de trámite en México, es conocer a cabalidad tanto el CURP como el RFC. Estas dos en específico, son quienes podrán permitirte al acceso de muchos privilegios y normas fiscales, sin tener que quebrantar la ley por la ignorancia de no poseerlos. Tanto la Clave Única de Registro de Población como el Registro Federal de Contribuyentes, se identifican por estar conformados bajo códigos alfanuméricos, totalmente imprescindibles para cualquier proceso de carácter fiscal.

Uno de los primeros pasos para adquirir tu RFC, es contar con anterioridad tu CURP, ya que este te permitirá reconocer quién realmente eres, bajo una ficha que contiene tanto tu nombre, apellido y lugar de donde hayas nacido. En sí, es el que posee toda tu información básica para corroborar las veces que sean necesarias las condiciones en las que estés manejando algún procedimiento.

Lo que te pedirán para laborar

Una vez ya teniendo tu CURP, es necesario vayas haciendo una consulta de RFC si en tu caso lo que deseas es trabajar o hacer negocios. Lo su debe hacer para obtener estos dos requisitos, es dirigirte a sus oficinas donde te exigirán todos tus datos filiatorios. Si en tu casualidad, eres extranjero, no debes de preocuparte, puesto que el módulo de servicios de extranjería podrá acudir a tu solvencia y las respuestas de las dudas que sean necesarias.

Para acceder a estas dos formas de códigos puedes hacerlo por la vía “antigua” que es dirigiéndote a algunas de sus oficinas, o por la manera más fácil y rápida que es accediendo a las plataformas web de estas. A partir de allí podrás realizar cualquier gestión fiscal sin mayores pormenores.

Tipos de clasificaciones

No solo deberás identificarte como persona, sino como ante una organización u empresa. Para ello tendrás dos divisiones fáciles con las que podrás definirte y entre ellas se encuentra tanto las “personas físicas” quienes son las que trabajan por su cuenta individual, y las “personas morales” ya conformadas como un ente en sí.